18 may. 2009

EL RATÓN DEL SEÑOR MAXWELL

EL RATÓN DEL SEÑOR MAXWELL
Frank y Devin Asch
Ed. Juventud

Este libro trata de: Alimentación. Comidas. Animales. Ratones. Gatos. Astucia. Supervivencia
Propuesta de clasificación documental: AZUL/848
Propuesta de signatura topográfica: AZUL/848/

Es la hora del almuerzo y el señor Maxwell llega a su restaurante favorito, "La garra afilada", dispuesto a celebrar su ascenso con un buen ratón crudo y... vivo. Claudio, el maître, le ofrece servírselo ya muerto, pero el metódico Sr. Maxwell rechaza la sugerencia y, a partir de ahí, su apacible rutina gastronómica sufrirá un giro inesperado: La víctima roedora, cual pícaro astuto e ingenioso, conseguirá escapar de su triste sino mediante una serie de corteses estratagemas y educados ardides verbales que le llevarán a la libertad.La historia retoma el tema de David contra Goliat y nos demuestra, una vez más, cómo la inteligencia siempre derrotará a la fuerza, todo ello sazonado con unos modales exquisitos y un estilo y humor muy "British", aunque el autor, Frank Asch, sea norteamericano. Su hijo Devi colabora con él realizando las ilustraciones. La estética general de la obra nos recuerda el periodo de entreguerras y la ciudad en la que se desarrolla la historia bien podría ser una ciudad centroeuropea o incluso Amsterdam. Los tonos oscuros constantes, solo salpicados por el blanco del ratoncito y del mantel, la lluvia persistente del exterior... contribuyen a crear esta atmósfera de preguerra en la que solo unos pocos afortunados podían permitirse las excelencias culinarias y la sofisticación de un local tan elegante. Para finalizar, considero que este libro puede ser recomendado a partir de tercero de primaria; además, cuanto mayor sea el alumno, mejor podrá captar la ironía y el fino humor que envuelven el relato.
Aurora

El Señor Maxwell un elegante felino entra en el mejor restaurante de la ciudad para celebrar su ascenso en el trabajo. Pide la especialidad de la casa; “ratón vivo”. Una vez le sirven el plato solicitado, se establece un diálogo entre gato y ratón, donde éste último saca su más audaz y sutil ingenio para evitar se ingerido por el gato. El cuento tiene una cuidadísima presentación editorial con cubiertas duras y formato de gran tamaño. Las ilustraciones, fantásticas, a doble página en tonos desde el sepia al blanco y negro, hacen al lector imbuirse en un mundo de suspense y misterio. Es un cuento donde el “a priori” débil y perdedor pude resultar ser el vencedor si sabe utilizar adecuadamente el ingenio.
Ana Rosa