29 dic. 2010

DRÁCULA

DRÁCULA
Luis Scafati
Libros del zorro rojo, 2010

Este libro trata de: Personajes fantásticos, vampiros, miedo, muerte
Propuesta de clasificación documental: BLANCO/844
Propuesta de signatura topográfica: BLANCO/844/SCA/dra

No se puede volver a inventar a Drácula, pero puede intentarse. No se puede rescribir una novela que no hemos escrito, pero puede intentarse. Y no podemos convertirnos en dueños de lo que no hemos creado, pero Luis Scafati sí ha podido, con imágenes evocadoras en sus concisos textos, que van a lo medular de la historia y nos hielan la sangre como el susurro de las historias de viejas; con solo contar lo esencial entre silencios, que en su libro son páginas negras y rojas; con dibujos que son casi letras, que combinan las formas redondeadas y sugerentes de las grandes damas, de las calaveras, de los arabescos góticos, y la geometría de las habitaciones que nos encierran, del monstruoso conde.
Es difícil poner orden a tantos valores que Scafati consigue resaltar con sus textos y especialmente con sus ilustraciones. La historia la conocemos perfectamente, y cualquier lector con ya cierta madurez (dieciséis, diecisiete años) puede deslizarse por el texto con soltura. Pero las imágenes son nuevas, nunca hemos visto a Drácula igual. Le rodean mujeres que parecen sacadas de revistas pornográficas, en ocasiones con gesto o actitud procaz, que desvelan parte de lo que el misterio supone en nuestras vidas, un ambiente que aterroriza, con paisajes esquematizados mediante trazos geométricos o registrados con un detalle fotográfico. Y los detalles, grabados, misteriosos fragmentos del cuerpo humano en las esquinas del papel... pero no esa vulgaridad que a veces nos hemos encontrado en distintas versiones del vampiro, nunca la facilidad de la belleza exuberante sin más. Nunca hemos visto a Drácula así, pero es el que todos señalaríamos como verdadero. Magnífico.

Lorena

Aquí puedes ver al propio Scafatti hablando sobre esta obra:
 

27 dic. 2010

HÁGALO USTED MISMO

HÁGALO USTED MISMO
Texto e ilustraciones de Andy Riley
Astiberri Ediciones, 2010
Colección Kili Kili


Este libro trata de: humor, inventos e inventores.
Propuesta de clasificación documental: ROJO/87
Propuesta de signatura topográfica: ROJO/87/RIL/hag

El nuevo objetivo de Andy Riley en esta ocasión ya no son los conejitos, pues los ha cambiado por los inventores. En esta nueva edición trata con mucho humor todo tipo de inventos para todo tipo de necesidades. Nos encontramos: un ataúd autoenterrable; el secador más barato del mundo; el interesante portátil tostadora; para las que necesitamos más manos que las que tenemos para realizar algunos de los quehaceres del hogar, la plancha “manos libres”; etcétera.
Aunque el verdadero inventor en este libro es el propio autor, quien con su imaginación e ironía ha plasmado en sus ilustraciones nuevas maneras de hacer más fácil tu vida cotidiana. La lectura de este libro es rápida y desde principio a fin la risa está asegurada. Recomendado para aquellas personas que tienen ganas de reírse un rato pero disponen de poco tiempo.
Las ilustraciones están totalmente vinculadas con los títulos de los inventos que presenta Riley, y no se deben perder de vista cada uno de sus detalles.
Andy Riley es un autor británico, caricaturista, escritor de cómics y guionista de televisión. También ha escrito: El libro de los conejitos suicidas, El regreso de los conejitos suicidas, Grandes mentiras para niños pequeños, Muchas más mentiras para niños pequeños y Cerdos egoístas.

Eva

23 dic. 2010

EL CAZO DE LORENZO

EL CAZO DE LORENZO
Isabelle Carrier
Editorial Juventud, 2010

Este libro trata de: discriminación, diversidad, discapacidad, superación
Propuesta de clasificación documental: AMARILLO/CUENTOS
Propuesta de signatura topográfica: AMARILLO/CUENTOS/CAR/caz

Qué difícil es arrastrar un problema y mucho más cuando se hace tan escandaloso como un cazo sobre el asfalto. Esto es lo que le sucede a Lorenzo.
Isabelle Carrier recrea en este cuento el día a día de un niño diferente: sus cualidades, sus dificultades, los obstáculos que tiene que afrontar…
Una historia tanto para niños (en la que un cazo condiciona al protagonista, aunque lo supera con la ayuda de otras personas) como para gente adulta, ya que refleja la discapacidad contada en clave de humor.
Detrás de un diseño minimalista, tanto en el dibujo como en el texto, donde se cuidan todos los detalles, aparece un concepto absurdo pero tremendamente profundo. Si nos detenemos y lo observamos de cerca quizá nos sorprendamos, pues hasta la más estrepitosa diferencia puede ser una enorme virtud si sabemos sacarle partido.
El sapito sordo fue el único que pudo llegar a la meta, pues no le afectaron las palabras de desaliento, al igual que Lorenzo aprendió a apreciar su cazo porque nunca fue una desventaja, sólo había que saber usarlo.
Todos somos diferentes, la rareza nos hace “normales”, mejor nos divertimos con nuestras peculiaridades.

Mercedes

Puedes entrar en la editorial Juventud para verlo.

21 dic. 2010

¡MIRA QUÉ ARTISTA! ALEXANDER CALDER

¡MIRA QUÉ ARTISTA!
ALEXANDER CALDER
Patricia Geis
Editorial Combel, 2009

Este libro trata de: arte, creación artística, escultura
Propuesta de clasificación documental: AZUL/73
Propuesta de signatura topográfica: AZUL/73/CAL/gei

Un libro tiene que llamar nuestra atención, mantenerla, acercarnos y envolvernos con la historia que nos cuenta, sea esta real o de ficción. No siempre se consigue, pero en este libro todas estas premisas para acercarnos a la obra de Calder se cumplen.
En sus 18 páginas, este pop-up nos informa sobre la vida y obra de Calder mientras levantas solapas, mueves lengüetas o haces emerger figuras.
Combel apuesta por el pop-up y en este caso trabaja con Patricia Geis, responsable de la colección ¡Mira qué artista! que surge porque Geis "quería que los niños pudieran ver el arte en 3D”
En todas las páginas el texto acompaña a los pop-up o ilustraciones dando una información asequible sobre la familia, los gustos y obras del autor.
Algunas páginas están pensadas para jugar con ellas, podemos hacer infinitas figuras con una cadena o representar una función de circo, como hacía Calder, con los troquelados que vienen al final del libro.
A partir de seis años, se puede disfrutar y aprender con este libro de forma autónoma, antes también, pero en ambos casos y sobre todo con los más pequeños, el apoyo de una persona adulta a la hora de leerlo ayudará a no perder ni un solo detalle del mismo y nos animará a conocer más sobre este artista.
No es difícil, yo diría que casi imposible, que la lectura de este libro no haga saltar el resorte que permita sacar al artista que llevamos dentro y poder así realizar actividades plásticas que respondan al deseo de Calder que decía “Quiero hacer cosas que diviertan al mirarlas”.

Mirta

En este vídeo podrás ver al propio Calder representando su circo:




Si quieres leer sobre una estupenda experiencia en un colegio de Asturias al hilo de este libro pincha aquí