19 ago. 2010

EL MUSEO DE CARLOTA

EL MUSEO DE CARLOTA
James Meyhew
Editorial Serres, 1996

Este libro trata de: Arte, pintura, museos.
Propuesta de clasificación documental: AZUL/835
Propuesta de signatura topográfica: AZUL/835/MEY/mus

Carlota y su abuela habían ido a Londres a pasar el día. De repente empezó a llover y se refugiaron en un museo. Carlota nunca había estado antes en un museo. Las primeras salas estaban llenas de gente y Carlota, a quien no le gustaban las multitudes, se fue en busca de una sala vacía. En aquella sala había muchos cuadros pero ella se sintió atraída por uno con un carro tirado por un caballo: El carro de heno de John Constable. POR FAVOR NO TOCAR, leyó. Carlota era una niña más bien traviesa y haciendo caso omiso de la recomendación quiso tocarlo. De repente se introdujo en él viviendo un sinfín de aventuras y anécdotas.
Así empieza este libro, ilustrado con algunas de las más famosas y emblemáticas pinturas de la National Gallery de Londres: El carro de heno, de John Constable; Madame Moitesier sentada, de Ingres; Les parapluies, de Pierre-Auguste Renoir; Tormenta tropical con tigre, de Henry Rousseau; y de la Tate Gallery, también londinense, Suprematismo Dinámico de Kasimir Malevich, y con las que pretende enseñar a los niños y a las niñas, a través del personaje de Carlota, los encantos de un museo, las riquezas que en él se encuentran y lo divertida que puede resultar su visita. Asimismo, a través de la pequeña, el autor nos introduce en cuadros de diferentes estilos y estéticas, de diferentes épocas, incluso de distintos colores, texturas y motivos. Esto sí que es pasárselo bien, afirma Carlota.
Al final del libro se incluyen unas cuantas recomendaciones muy acertadas para que la salida a un museo sea un éxito, como son: no tocar nunca los cuadros para no dañarlos pues son muy valiosos, no ver demasiados en una sola visita ya que es mejor escoger unos pocos y fijarse en los detalles, las formas y los colores, ya que al mirar atentamente los cuadros podremos encontrar la forma de pintar de cada artista.
En definitiva, con este libre el autor e ilustrador James Mayhew convierte el arte en un cuento para los pequeños.

Toya

No hay comentarios:

Publicar un comentario