2 mar. 2012

MI AÑO: PRIMAVERA

MI AÑO: PRIMAVERA 
Guión de Jean-David Morvan 
Dibujos de Jiro Taniguchi 
Editorial Ponent Mon, 2010

Este libro trata de: Autoestima, niños y niñas, relaciones familiares, vida cotidiana, discapacidad
Propuesta de clasificación documental: BLANCO/87
Propuesta de signatura topográfica: BLANCO/87/TAN/mi 

Este cómic relata el día a día de Capucine, una niña de 8 años, síndrome down, y de su familia.
Dividido en cuatro partes correspondientes a las estaciones del año, en esta primera, la primavera, se nos narra las experiencias de la familia  a partir del 8º cumpleaños de la niña hasta la visita que realizará a casa de sus abuelos paternos, momento en el que finaliza el libro, con la pérdida de parte de la inocencia infantil de la pequeña.
La narración avanza intercalando continuamente el punto de vista de Capucine, lo que le confiere mayor realismo, aún si cabe, y una ternura que nos hace ponernos en el lugar de la pequeña, compartiendo e identificándonos con sus problemas, alegrías y tristezas. A ello contribuyen las viñetas que nos desvelan cómo Capucine ve, realmente, a quienes la rodean y, que lejos de ser una imagen idealizada o deformada, escruta la verdad de las personas adultas, dejando al descubierto cierta hipocresía ante las verdaderas circunstancias de la protagonista.
Este relato aborda temas ya muy conocidos últimamente en los textos educativos, literarios, cinematográficos y periodísticos, y tratados de forma muy similar: los problemas de la integración tanto en la sociedad como en la escuela, el punto de vista de quien es considerado diferente socialmente, los roles masculinos y femeninos, la crisis de las relaciones entre personas adultas, dilemas éticos como el aborto ante casos como este, la oposición entre el mundo infantil y el adulto… Sin embargo, es una narración bien llevada, fácil de seguir, coherente y entretenida que viene a engrosar con igual validez este tipo de discursos. 
Válida pues para pensar, reflexionar, hacer terapia, en fin, o simplemente disfrutar de una historia tierna y bastante fiel a la realidad. Preferentemente recomendable para un lector “adulto” capaz de digerir los problemas de los protagonistas, (sobre todo las complicadas relaciones de pareja de los padres de la niña) y manejar los dilemas que se le presentan en la historia, que requieren cierto bagaje de madurez y sensibilidad para poder entenderlos y reflexionar sobre ellos.  Pensando en nuestros alumnos y alumnas, es un libro muy recomendable para las clases de Ética, Ciudadanía o Filosofía. 
Las ilustraciones son muy bonitas, bien cuidadas, sobre todo el reflejo de la expresión de los rostros en los primeros planos o los planos generales de paisajes (que traslucen serenidad, ensoñación, profundidad…) con gamas de colores homogéneos que se utilizan en páginas completas y confieren a la historia el clima justo para lo que se está narrando en esos momentos.
Con esta antesala seguro que merecerá la pena leer la continuación.

Alberto

No hay comentarios:

Publicar un comentario