12 jun. 2009

EL GATO NEGRO Y OTROS RELATOS DE TERROR

EL GATO NEGRO Y OTROS RELATOS DE TERROR
EDGAR ALAN POE
Traducción de Elvio Gandolfo
Ilustraciones de Luis Scafati
Brosquil edicions, 2007

Este libro trata de: Animales. Profesionales. Problemas sociales. Vida cotidiana.
Propuesta de clasificación documental: BLANCO/844
Propuesta de signatura topográfica: BLANCO/844/POE/gat

¿Quién, como lector, no se ha sentido atraído alguna vez por obras que le causan angustia o terror? Esta obra agrupa tres de los más espeluznantes relatos del gran autor del género de terror, Edgar Allan Poe, y consigue provocar estos sentimientos en el lector. Se trata de tres relatos cuyo nexo de unión es el tema de la muerte, tratada desde la visión de personajes que deben enfrentarse a ella envueltos en una atmósfera de pesadilla y que descubren los rincones más oscuros de la mente humana: la demencia, la tortura o el pánico a ser enterrado vivo. Los protagonistas viven un sufrimiento continuo, que provoca en el lector una sensación de apasionante tormento que le impide dejar de leer cada uno de los relatos hasta llegar al final. A la atmósfera de terror contribuyen las ilustraciones, en tonos negros y grises, como realizadas con una pluma, que recrean las acciones que se van comentando en el relato. En ellas aparecen tanto seres humanos grotescos que reflejan el horror en sus gestos, como la encarnación típica de la muerte con su larga túnica negra y la guadaña, entre otras. Este libro está indicado para chicos y chicas de más de 16 años o con un hábito lector muy arraigado, puesto que el vocabulario empleado es la traducción de los relatos originariamente escritos en inglés; por ello, se necesita una destreza propia de lectores avezados y con un caudal léxico importante para comprender en todo su esplendor la riqueza narrativa de este genio de la literatura de terror que es Edgar Allan Poe. Incluso la temática es un poco fuerte para chicos y chicas de menor edad, aunque se trata de temas por los que se sienten atraídos muchos adolescentes desde corta edad.

Noelia

No hay comentarios:

Publicar un comentario