9 feb. 2009

DOÑA PIÑONES

Doña Piñones
María de la Luz Uribe
Ilustraciones de Fernando Krhan
Editorial Ekaré, 1976

Este libro trata de: Problemas personales, Miedo, Soledad, Vejez , Solidaridad
Propuesta de clasificación documental: AZUL/81 Propuesta de signatura topográfica: AZUL/81/URI/doñ

¿Quién no ha sentido miedo alguna vez?... Doña Piñones es una viejecita que vive sola y pasa sus días asustada por todo, se esconde, se hace daño, pierde la noción del tiempo, se olvida de las cosas…¡Esto les pasa a los viejos! Dirán algunos, pero… ¿será sólo la edad o también tendrá que ver la soledad? Alguien ha oído a los vientos contar lo que le ocurre a Doña Piñones y está dispuesto a rescatarla de sus “miedos”: ¿Será un superhéroe?, ¿Tal vez un guardaespaldas?... Al leer este libro (recomendado para lectores y lectoras de 10 años) podremos descubrir este enigma y muchas cosas más relacionadas con el mundo de los abuelos, tan queridos como a veces olvidados, con grandes dosis de ternura y sutiles toques de humor. Los temas que podemos encontrar son los miedos, la soledad, pero también la esperanza y la alegría de volver a disfrutar de la vida cuando alguien es capaz de devolvernos la ilusión. El lenguaje poético está lleno de ritmo, la lectura sencilla y rápida, se hace vibrante. Son de destacar las ilustraciones, llenas de detalles que nos acercan al mundo de las personas mayores; son el complemento ideal del texto, se sitúan siempre a la derecha y su formato da la sensación de ser retratos antiguos. Destaca el uso de la gama de colores fríos (azules, verdes, grises...) que predominan sobre los ocres, las gamas de granates oscurecidos, y el blanco y negro puros en el vestido de Doña Piñones. Todo ello contrasta con los colores que aporta el personaje que viene a salvar a la protagonista de sus miedos, los tres colores primarios (rojo, amarillo y azul). Recomiendo la lectura de este libro a quienes disfrutan con las personas que les rodean, sean de la edad que sean. Para quienes buscan y para quienes encuentran, para quienes saben dar y recibir, para quienes no olvidan que todos necesitamos del amor de las demás personas para poder vivir.

Amparo

No hay comentarios:

Publicar un comentario