5 feb. 2009

FERDINANDO EL TORO

FERDINANDO EL TORO
Texto de Munro Leaf.
Ilustraciones de Werner Klemke.
Editorial Lóguez, 1984

Este libro trata de: Animales, Pacifismo, Tolerancia Propuesta de clasificación documental: AMARILLO/CUENTOS
Propuesta de signatura topográfica: AMARILLO/CUENTOS/LEA/fer

Ferdinando es un toro joven, muy diferente de sus compañeros de la dehesa. Mientras ellos pasan la vida luchando, con la ilusión de ser elegidos para las corridas de Madrid, Ferdinando sólo quiere oler tranquilamente las flores. Cuando la casualidad en forma de abeja le haga parecer el toro más bravo de España… ¿Qué sucederá en la Plaza? Ferdinando es un clásico de la Literatura Infantil, y también de nuestras Bibliotecas Escolares y trabajos de aula. Figura con un puesto honorífico en nuestro “Fondo Permanente Seleccionado”, y nos gustaría defender, con sólidas razones, una preferencia que nos parece totalmente justificada: El texto, preciso y poético a un tiempo, retrata a la perfección el carácter pacífico del protagonista, sin restarle gracia ni profundidad en su sencillez. Mientras los más pequeños pueden seguir con facilidad el hilo narrativo, a pesar de su relativa extensión, los mayores pueden ir desgranando matices y reflejar con ellos un sugerente mundo de sensaciones. La propuesta, seria en sus contenidos y alegre en sus aspectos formales, encuentra un perfecto reflejo en las ilustraciones y grafía manuscrita de Klemke, que si bien no son las originales de Robert Lawson, para las que fue escrita la obra, se ajustan mejor, con su aire “picassiano”, tanto a la experiencia e imaginario de un niño español, como a sus posibilidades de reproducir o recrear la historia con unas simples ceras de colores. La editorial Lóguez, cuyas ediciones se caracterizan habitualmente por esta mezcla de calidad, sensibilidad y compromiso, tiene en Ferdinando uno de sus títulos más emblemáticos, que a pesar de haber sido escrito hace más de setenta años conserva hoy toda su frescura y actualidad. Para renovar nuestras actividades en torno a esta lectura, recomendamos echar un vistazo a la excelente labor que realizó con él el grupo de títeres Teatro de la Luna. Para ello pincha aquí. Rescatad este libro de vuestras estanterías, y no sólo para el día de la paz, sino para la hora de música, la de plástica, la de religión, la de conocimiento del medio, la de lengua. Un libro sin desperdicio, al alcance tanto de infantil como de primaria. La opinión de niños y niñas: “Las palabras suenan muy dulces” (Infantil, 5 años) “Me gustan los animales, y no me gusta hacer el bruto” (Infantil, 3 años) “Ah, sí. Era muy graciosa la cara que ponían todos en la Plaza de toros. Se “veía” muy bien, lo explicaba del todo” (Primaria, 9 años)

Ana V. y Bea

No hay comentarios:

Publicar un comentario