24 ago. 2012

LA NARIZ. EL RETRATO

LA NARIZ. EL RETRATO
Nikolái Gógol
Adaptación e ilustraciones de Doyague
Editorial Edelvives, 2009

Este libro trata de: Crítica social, relaciones sociales, fenomenos sobrenaturales, cuerpo humano, ciudades, humor, misterio
Propuesta de clasificación documental: BLANCO/87
Propuesta de signatura topográfica: BLANCO/87/DOY


La editorial Edelvives presenta en este volumen la adaptación al cómic hecha por Doyague de dos cuentos del escritor ucraniano en lengua rusa Nikolái Gógol, La nariz y El retrato. Con esta adaptación y excelentes ilustraciones llenas de detalles, Doyague consigue mantener el sentir del escritor ucraniano, máximo representante de la literatura realista rusa del siglo XIX.
El primer relato La nariz, es la historia de un hombre, el colegiado asesor Kovaliov, al que el barbero le corta la nariz. Cuando el cliente despierta y se ve en el espejo se queda horrorizado y comienza entonces a recorrer la ciudad en busca de su indispensable apéndice nasal. Al principio nadie le sabe dar razón acerca de tan extraño acontecimiento, pero más tarde descubre que su nariz está haciendo una intensa vida social, que va vestida de oficial de instrucción pública y que es el motivo de comentarios y habladurías entre la gente que no encuentra nada más importante en que ocuparse.
Por fin, un día recibió la visita de un policía con un envoltorio en la mano, una nariz…Al final, todo parece haber sido un sueño; nuestro protagonista se levanta, comprueba en el espejo que tiene la nariz en su sitio y, aunque con cierto recelo, comienza su rutina diaria: el criado le trae el agua para asearse, el barbero llega para afeitarlo... pero, hay varios elementos: la forma de la nariz, la reacción del barbero al verla... que hacen pensar al lector que la historia fantástica se ha convertido en realidad.
Es una historia surrealista, llena de humor, de ironía, y de crítica sobre diferentes aspectos de la sociedad del momento y complementada a la perfección por las imágenes representadas en viñetas de diferentes formatos e infinidad de planos y recursos.
El segundo relato, El retrato, es la historia de un cuadro (un retrato) realizado con tal perfección por su autor que sobrecoge a quienes lo contemplan.
 Más de un siglo después otro joven y mediocre pintor, que vivía muy pobremente, lo encuentra en una tienda de arte y lo compra. Ya casi estaba arrepentido de haberlo comprado por el pavor que sentía al contemplarlo, cuando descubrió que en la parte de atrás del marco había una gran cantidad de dinero.
A partir de entonces, su vida cambió. Pagó al director de un periódico para que lo promocionara como “un gran talento” y  enseguida se convirtió en el pintor de moda de la burguesía, amante de las reuniones sociales y de las fiestas. Compraba los cuadros de otros pintores para que no pudieran hacerle sombra y los destruía y pagaba para que otros trabajaran por él. Se convirtió en un verdadero enfermo.
Al final, vende el retrato a otro joven pintor que acaba de llegar a la ciudad. Es un final abierto, pero al lector le es fácil imaginar que la historia puede repetirse, porque en realidad es una crítica a quienes anteponen los intereses materiales sobre el arte, a la corrupción de quienes se venden, como el director del periódico, a cambio de dinero y, en general, a la ambición sin escrúpulos.
En resumen, son dos novelas gráficas que Doyague ha sabido adaptar e ilustrar dejando perfectamente reflejado el ambiente de Rusia en el siglo XIX.

María MD

No hay comentarios:

Publicar un comentario