14 mar. 2011

PYONGYANG

PYONGYANG
Guy Delisle
Astiberri, 2005

Este libro trata de: Países, sociedad, relaciones sociales, civilizaciones y culturas
Propuesta de clasificación documental: BLANCO/87
Propuesta de signatura topográfica: BLANCO/87/DEL/pyo

Cuando el dibujante canadiense Guy Delisle trabajaba para un estudio de animación francés, se vio obligado a pasar temporadas de trabajo en varios países del sudeste asiático, adonde se ha deslocalizado una parte de la industria de los dibujos animados. Si en su novela gráfica Shenzhen (2000) nos relataba su experiencia laboral en China, en Pyongyang (2005) realiza un diario personal sobre sus vivencias en la claustrofóbica, gris y alienada capital de Corea del Norte. A través de una viñeta minimalista con trazo en blanco y negro, muy efectiva para transmitir la atmósfera de opresión que atraviesa la historia, Delisle nos describe con importantes dosis de humor y de ácida ironía su viaje alucinante y surrealista al país más hermético y desconocido del planeta. Desde la obligatoria ofrenda floral a la colosal estatua del “Padre de la Nación” hasta la visita guiada al sobrecogedor “Museo de las Amistades”, el narrador-protagonista se deja llevar por la orwelliana cotidianeidad de un país donde el culto a la personalidad y el control ideológico alcanzan límites espeluznantes.
“Se aprende más del país estando en el exterior que en el interior”, reflexiona el autor en un momento del libro, al pensar en la férrea censura sobre cualquier tipo de publicación y en el controlado aislamiento en el que viven los escasos extranjeros. Por esta razón, los comentarios del protagonista y la abundancia de símbolos gráficos dotan a esta obra de un considerable valor como documento de información geográfica y social. Pyongyang es, en definitiva, una obra magnífica que permitirá a nuestro alumnado acercarse de forma amena a la historia reciente de Corea del Norte y, por extensión, a la cruda realidad social de los regímenes totalitarios.


María M.F.

No hay comentarios:

Publicar un comentario