25 mar. 2011

YO VIVÍA EN EL FIN DEL MUNDO

YO VIVÍA EN EL FIN DEL MUNDO
Ramón Trigo Alonso
Edelvives, 2007


Este libro trata de: Miedos, sueños, imaginación, viajes, crecimiento personal, superación, amor a la naturaleza, pesadillas, Edad Media, conocimiento del entorno, búsqueda de la propia identidad
Propuesta de clasificación documental: AZUL/835
Propuesta de signatura topográfica: AZUL/835/TRI/yo

Ramón Trigo Alonso, autor de este libro-álbum editado en 2007 por Edelvives, presenta un narrador-personaje, un niño, que cuenta la historia, su historia en primera persona. No se trata de un relato de grandes aventuras, de luchas con gigantes o monstruos, de princesas rescatadas por príncipes o dragones, sino de una aventura menos ostentosa, aquella que consiste en vencer los miedos y lanzarse a explorar, descubrir, conocer.
Vivir en el fin del mundo, en un lugar donde siempre sopla el viento, mirando el tenebroso mar, es estar abocado a soñar con otros horizontes. Aunque los peligros son muchos: monstruos, negrura, abismo, el hombre del faro habla de paraísos desconocidos.
En este libro la fuerza y belleza de las imágenes hacen que el texto sea un complemento. Algunas apelan a creencias medievales como Finis Terrae, según los romanos el extremo occidental del mundo hasta entonces conocido. El lector comprende que la psicología de la niñez se confunde con el acervo de creencias del hombre medieval. Dos viajes están perfectamente representados: el interior y el exterior. El viaje individual, de crecimiento personal y la mentalidad histórica de la Edad Media se dan la mano.
Aunque está destinado preferentemente para edades entre los 6 y 8 años, es un relato que se puede disfrutar a cualquier edad, donde cada persona puede reencontrarse con sus monstruos y su hombre del faro.

Ana B

No hay comentarios:

Publicar un comentario