11 feb. 2011

LA CALLE DE GARMAN

LA CALLE DE GARMANN
Stian Hole
Ed.Kókinos, 2008

Este libro trata de: Superación, infancia, vejez, accidentes, relación niño-adulto, aficiones, culpabilidad, soledad, falta de autoestima, aprendizaje de la vida, sabiduría, amistad, valentía.
Propuesta de clasificación documental: AZUL/835
Propuesta de signatura topográfica: AZUL/835/HOL/cal


La soledad, el miedo y la necesidad de sentirse aceptado y no parecer cobarde ante el chico más admirado del barrio, llevan al pequeño Garmann a realizar una mala acción de la que se arrepiente inmediatamente. El anciano agraviado se conmueve por ese arrepentimiento y por la valentía del chico que da la cara y se enfrenta al problema que el mismo acaba de provocar. A partir de ahí surge una relación de complicidad y afectos que permite al anciano y a Garmann, dos seres solitarios, saborear la verdadera amistad.
Es un libro que requiere más de una lectura, porque siempre se tiene la sensación de que hay detalles sobre los que volver. Está repleto de referencias y símbolos, como las zapatillas colgadas en el cable –toda una leyenda en Estados Unidos- la aureola y las alas en el personaje de Roy, o la cara de Elvis Presley en el soplador de hojas, entre otros.
Al principio, lo que impacta son las ilustraciones. Stian Hole es diseñador gráfico y crea un estilo propio en el que las acciones y los personajes parecen cobrar vida como si de animaciones se tratara. La historia está narrada con mucho sentido y profundidad. Demuestra un gran conocimiento de la infancia y, como en otra de sus obras El final del verano, también se percibe una sutil mirada hacia la vejez.
Aborda temas como la soledad, el acoso, el miedo, la cobardía, la curiosidad por aprender, etc. Sin duda da mucho juego para trabajar en clase tanto con niños y niñas como con la adolescencia o con personas adultas.

María MD

No hay comentarios:

Publicar un comentario