16 mar. 2010

LA ISLA DE BORBÓN 1730

LA ISLA DE BORBÓN 1730
Guión de Appollo
Dibujo de Lewis Trondheim
Editorial Ponent Mon, 2007

Este libro trata de: Viajes, Piratas, Islas, África
Propuesta de clasificación documental: BLANCO/87
Propuesta de signatura topográfica: BLANCO/87/APP

Esta es una historia de piratas o, mejor dicho, una historieta sobre el final de la piratería. La captura de “El Halcón”, el más famoso filibustero de Francia, y su inminente ejecución trae de cabeza a toda la Isla de Borbón (llamada Isla de Reunión a partir de la Revolución Francesa). Los buscadores de pájaros quieren ser piratas y los piratas arrepentidos se dedican a plantar café, las doncellas quieren huir con esclavos y los esclavos andan a tiros para conseguir la libertad ¿Y qué fue de Libertalia, ésa república pirata donde todo el mundo hacía lo que le daba la gana? Puesto que gobernadores y curas también querían su parte del botín ¿Eran tan malos los piratas? Al fin y al cabo bajo las dos tibias y la calavera cabían todos por igual, negros, blancos y asiáticos; hablaban de libertad y vivían aventuras.
La historia de la isla de Borbón nos traslada al s. XVIII con un dibujo sencillo y correcto, de fondos enmarañados como una jungla y con el característico estilo rápido e irregular de Lewis Trondheim. A través de un amplio abanico de personajes va hilando las intrigas de la historia, que son muchas, con un ritmo caribeño y contundente. Se echa de menos el color que hubiese dado una especial viveza a esta historia tan verde y roja, especialmente después de disfrutar las habilidades de Trondheim en “La maldición del paraguas”. La historia está muy bien documentada por Appollo, un profesor de literatura que vive en la Isla Reunión y ha escrito guiones para varios tebeos. Además incluye notas que nos permiten profundizar en la historia de los piratas y un criptograma con el lugar en el que el Halcón escondió el mayor de sus tesoros y que muchos buscadores de tesoros todavía no han logrado descifrar.
Todo está dispuesto para entrar en una isla que hierve como una olla a presión y pasar un buen rato siguiendo al joven testigo de la historia. Volverá para contarnos su viaje con pelos y señales y hablarnos sobre cosas que ya no existen. Y la verdad es que lo hace bastante bien.

Rafael

No hay comentarios:

Publicar un comentario