29 mar. 2010

LA MUJER QUE MATÓ A LOS PECES

LA MUJER QUE MATÓ A LOS PECES
Clarice Lispector
Ilustraciones de Sandra Aguilar
Sabina editorial, 2009

Este libro trata de: Animales, Accidente, Muerte, Culpabilidad, Relación hombre-animal, Aprendizaje de la vida, Amor a los animales y sobre todo, la necesidad que tenemos de ser comprendidos y perdonados
Propuesta de clasificación documental: AZUL/835
Propuesta de signatura topográfica: AZUL/835/LIS/muj

En esta historia, Clarice Lispector trata de explicar y hacerse perdonar el olvido que tuvo: no dio de comer a dos pececitos de colores que su hijo le había encargado que cuidara.
Para ello, nos habla de sus relaciones con los diferentes animales que ha tenido o los que han venido a su casa sin ser invitados. Con un lenguaje sencillo y tierno, reflexiona sobre las cucarachas, lo poco que nos gustan y cómo queremos librarnos de ellas, sobre las lagartijas, lo beneficiosas que son y lo que nos desagradan, sobre los perros y su comportamiento, que siempre es el de un animal y su conducta no está sometida a las normas de los humanos. Son muchos otros los animales que se van cruzando en la vida de la escritora y de los que nos va desgranando anécdotas que plantean interrogantes que van a permitir establecer un animado diálogo con las niñas y niños que escuchan el relato. Las ilustraciones mantienen el mismo tono amable y sugerente de la escritura.
El propio cuento es la necesidad de hablar para que nos entiendan, y así sentirnos mejor. Quizá estén guardadas en nuestro interior muchas cosas que queramos explicar para que nos comprendan. Vamos a escuchar con el corazón a quienes lo quieran contar. Esa es otra posibilidad de trabajo que nos permite este libro.

Ana María

No hay comentarios:

Publicar un comentario